Skip to content

Manteniendo una pantalla simple: iPhone y iPod Touch

abril 19, 2011

He llegado a tener 8 pantallas en mi iPod, repletas de aplicaciones y eso cuando tenía mi dispositivo con “jailbrake” lo que gracias a cierta modificación en la interface de usuario me permitía tener no 16 sino 25 aplicaciones en cada pantalla más las del Dock. Funcionalmente era un infierno, cuando recordaba cierta aplicación que quería usar tenía que buscar por varios segundos hasta encontrarla, eso no es divertido. Claro, se puede buscar la aplicación con Spotlight y usarlo como un lanzador de aplicaciones pero exige recordar el nobre de cada aplicación y teclearlo. Hoy la forma en que organizo las aplicaciones en mi iPod es tan diferente y tan funcional que quiero compartirla.

No hay grandes trucos detrás de esta forma de organización simplemente un sistema de elección. De las más de 200 aplicaciones que llegué a tener en mi iPod ahora solo tengo 52, la cuarta parte y de las 8 pantallas ahora solo tengo 2, también la cuarta parte. Claro los folders del sistema operativo 4 han ayudado pero la mayor clave para lograr esta organización es la elección, ¿que debo y que no debo tener aquí?.

Empecemos viendo como ejemplo mi pantalla de inicio (arriba), una regla que me propuse hace mucho fue tener máximo tres filas de aplicaciones por cada pantalla, eso me da más espacio para hacer swipe para cambiar de pantalla sin abrir alguna aplicación accidentalmente pero además proporciona una vista más limpia y me obliga a eliminar aplicaciones no necesarias.

En esta primera pantalla van unicamente aplicaciones que uso diario o por lo menos casi diario. Una tentación que solemos tener es poner al frente las aplicaciones con los iconos más llamativos o que más nos gustan, como si fuera un aparador, yo caia en ese error constantemente hasta que entendí que la belleza del sistema estaba en la funcionalidad del mismo. Trato además de tener siempre como fondo de pantalla algún fondo casi liso, con un ligero gradiente y/o textura como en este caso que me deje centrar toda la atención en las aplicaciones.

El dock tiene las tres aplicaciones que más uso, una de pendientes, una de recordatorios y una de notas. Al final hay un folder con otras herramientas que uso con menos frecuencia pero son importantes. El truco para elegir que aplicaciones para poner en esta pantalla consisten en imaginar que las aplicaciones que pondremos ahí son las únicas que tendremos el resto de nuestras vidas. Imaginen que deben elegir solo las más utiles y que no podrán tener otras en el futuro, eso da una perspectiva interesante de lo que es realmente importante, las aplicaciones que realmente nos funcionan se quedan mientras que las que tenemos de adorno se van.

Tener una pantalla de inicio llena de folders tampoco hace mucho sentido ya que el objetivo de este ejercicio es eliminar lo que no sea esencial y si para ti son realmente esenciales más de 30 apps entonces lo que necesitas no es un iPhone o iPod sino una computadora portátil o de escritorio.

La segunda pantalla (arriba) es con la que me doy más libertad ya que esta pantalla la veo como el contenedor de todas aquellas aplicaciones que no son esenciales en mi flujo de trabajo pero que tengo simplemente por diversión o gusto. Para poder mantener todo ordenado uso folders de acuerdo a funciones específicas que cierto grupo de aplicaciones tiene, por ejemplo, si quiero ver o tomar fotos y video se que encontraré todo lo referente a eso en el folder “P&V” (Photo and Video). En el folder “W&T” (Weather and Travel) encontraré todo lo referente a clima, usos horarios, viajes y geolocalización ya que uno de mis pasatiempos favoritos es viajar y lo hago varias veces al año. El folder “Games” se explica solo y por último el folder “Utilities” en realidad contiene todas las aplicaciones del sistema que no uso pero es imposible eliminar. Por último me quedan por lo menos dos filas para poner las aplicaciones no esenciales que más uso y no entran en ninguna de las categorías anteriores, en este caso solo he usado una fila.

Si se preguntan como lucía en aquellos tiempo de sobre población mi iPod aquí hay un buen ejemplo (abajo), ahora imaginen buscar una aplicación en 8 pantallas iguales:

Y coincidentemente cuando capturé esta imagen tenía el mismo fondo de pantalla que tengo ahora y como verán además había eliminado el Dock y la barra de arriba era transparente.

Volviendo al tema, un ejercicio que facilita el hacer las elecciones de cuales aplicaciones conservar y cuales eliminar es el siguiente: borra todas las aplicaciones y cada vez que requieras de una instálala, después de una semana de estar haciendo esto veras que tendrás en tu dispositivo solo las aplicaciones realmente esenciales y podrás organizarlas mejor.

De todo esto yo he sacado una regla, si cuando quieres lanzar una aplicación te tardas más de 3 segundos algo estas haciendo mal.

¿Tu como organizas tus aplicaciones?

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: